Gimnasia a partir de los 60 .Terapia antiedad
Gimnasia a partir de los 60 .Terapia antiedad | CEOMA exige una Ley de Protección a las Personas Dependientes en el Día Internacional de los Mayores
Gimnasia a partir de los 60 .Terapia antiedad
     
Imagen
Volver
Mayores: Residencias y consejos.
 
Gimnasia a partir de los 60 .Terapia antiedad
imagen
Cuando pensamos en una persona que ha pasado la barrera de los 60 años practicando deporte, lo imaginamos paseando tranquilamente, asistiendo a clases de aqua-gym, bajo los chorros de las aguas termales o en una partida de mus con los amigos, pero lo cierto es que la imagen de una persona mayor corriendo en una cinta, levantando pesas o realizando ejercicios con su entrenador personal es una imagen cada vez más común en los gimnasios españoles. La edad de la jubilación puede marcar el comienzo de una nueva y activa vida que nos va a permitir vivir en muy buenas condiciones.Francisco Pascual, director deportivo del Metropolitan Club cree que se tiene una imagen errónea del tema: «Cada día hay más gente mayor que acude a los gimnasios.

Tenemos un concepto equivocado con respecto a las edades. Hay personas que están mucho mejor con 65 que otras con 40. Es algo con lo que no se puede generalizar».Si la esperanza de vida en 1800 era de 25 años, ahora supera los 80. Bernardino Lombao, ex atleta internacional y entrenador personal del presidente José María Azar, tiene muy claro lo que el deporte puede llegar a conseguir: «Con una alimentación equilibrada, un descanso adecuado y ejercicio físico podemos llegar a alcanzar los 90 o 100 años sin problema. Los expertos dicen que podemos llegar a los 125 años con facilidad, y yo lo creo». Y es que existen muchos prejuicios en este tema, como si las personas mayores pudieran ir tan sólo a las clases de la piscina municipal o dar la terapéutica caminata. «Hay mucho desconocimiento al respecto -dice Pascual- no digo que una persona de 70 años se apunte a una clase de spinning, pero puede realizar más ejercicios de los que a priori desecha. Por ejemplo las pesas son una magnífica actividad para prevenir la osteoporosis, ya que retrasa la perdida de síntesis de calcio. Acudir a clases de aeróbic o andar en la cinta es también muy bueno como prevención cardiovascular». Nunca es tarde para comenzar. «La clave es que todo el mundo esté convencido de lo sano que es hacer deporte». Así resume Lombao lo que podría ser una filosofía de vida a la que nunca es tarde para engancharse. Para comenzar no es necesario haber hecho deporte toda la vida. El único requisito si se ha sido más bien sedentario es trabajarlo poco a poco y no de golpe ya que podríamos tener serias lesiones. Caminar en vez de coger el coche, subir las escaleras, modificar pequeñas situaciones cotidianas que nos servirán para ir cambiando la percepción de lo que queremos que sea nuestra nueva vida.«España -continúa Lombao- es un país donde no se ha tenido cultura del deporte. Ahora todo eso ha cambiado y en estos momentos, la gente quiere tener calidad de vida porque a todos nos gusta vivir de la mejor manera posible». En el libro: Entrenar el cuerpo, mejorar la vida. Los secretos de un gran preparador físico, el entrenador del presidente del Gobierno da las tres claves para frenar el envejecimento: hábitos de vida, buena nutrición y ejercicio físico. Por supuesto, no se trata de hacer milagros pero sí es cierto que, en la mayoría de los casos, depende de nosotros decidir cómo vamos a vivir los años que nos queden. La medicina antienvejecimiento tiene su base en la teoría que demuestra que para vivir más y mejor, deberían armonizarse la edad cronológica -los años que tenemos- y la biológica -la que tiene nuestro organismo- que es la que determina el proceso de envejecimiento. El deporte tiene unos resultados inmediatos sobre el organismo. Las ventajas son infinitas y la primera de ellas es que potencia el sistema inmunológico. El sistema inmunitario está formado por células sanguíneas y proteínas que protegen nuestro cuerpo de microorganismos y otras sustancias extrañas. Su deterioro es uno de los signos más prominentes del envejecimiento. El timo, que es la glándula vital del sistema inmunológico, disminuye de peso y tamaño con la edad. Al nacer pesa entre 200 y 250 gramos.Y a los 60 años solamente tres gramos. Con el ejercicio también mejoramos la condición neuromuscular.La pérdida de masa muscular, de fuerza o la limitación en la movilidad son los tres factores más evidentes en el proceso de envejecimiento. Un individuo sedentario pierde, a partir de los 50 años, una media de tres kilos de masa muscular por década. Uno de los elementos más evidentes e importantes de la actividad física es que ahuyenta la depresión. Es muy habitual que cuando una persona llega a una determinada edad se ponga a sí mismo limitaciones, del tipo «yo no puedo», «soy muy mayor...». A estas edades muchas personas sufren trastornos depresivos, el paso del tiempo, la ausencia de seres queridos y las molestias propias de la edad provocan apatía, desidia y mucha pereza como para pensar en la idea de hacer deporte. Cada persona tiene unas características determinadas, pero quien practica deporte ve cómo su autoestima, su fortaleza interior y en definitiva su felicidad aumentan cada día. «La parte psicológica se ve muy beneficiada -dice Lombao- el estar sano y tener una buena condición física tiene un efecto increíble sobre la autoestima y el rendimiento intelectual». No hay límites en cuanto a qué actividad deportiva realizar.Aunque es fundamental a estas edades estar vigilado siempre por un especialista. Así, toma una gran importancia la presencia del entrenador personal. Francisco Pascual, del Metropolitan Club así lo corrobora: «Con la presencia de un entrenador personal rentabilizamos más los ejercicios y a estas edades es fundamental que cada actividad esté supervisada». Bernardino Lombao dice qué se debe hacer cuando una persona mayor decide comenzar un nuevo estilo de vida: «Lo primero que hay que hacer es un examen médico. Hay que desarrollar una analítica completa: hierro, glóbulos rojos... que incluya también por supuesto, un electrocardiograma para después prepararle a medida un plan de entrenamiento acorde con sus necesidades. Si lleva mucho tiempo sin practicar ninguna actividad física o no se ha hecho nunca hay que tener cuidado, especialmente al principio. Luego, iremos aumentando poco a poco la intensidad, la carga». FONDOS POR DETRAS. Con este ejercicio se trabajan los tríceps.Hay que colocar las manos en el asiento de una silla y estirar las piernas. Bajar lentamente hasta que los brazos estén paralelos al suelo. EJERCICIO AEROBICO. Antes de comenzar hay que calentar -de 5 a 8 minutos- y estirar -de 4 a 5 minutos- y realizar durante unos 20 minutos un ejercicio aeróbico. Carrera, natación, bicicleta... ACTITUD POSITIVA. Es fundamental tener una actitud positiva ante el proyecto. Con disciplina y esfuerzo se pueden conseguir maravillosos resultados, pero hay que ponerse unos objetivos realistas. ENCOGIMIENTOS ABDOMINALES. Boca arriba sobre el suelo, con las piernas encima de un banco. Hay que flexionar el torso y contraer un poco los abdominales, con las manos cruzadas sobre el pecho. PESAS. Realizar una actividad regular de fuerza como las pesas, descansando entre ejercicios. Evitar el sobreentrenamiento. Tan malo es no hacer nada como de pronto pasarnos al otro extremo. VIGILANCIA. Es muy importante escuchar al cuerpo, porque es quien nos dirá cada día si podemos realizar un poco más que la jornada anterior. Hay que ingerir mucho líquido y controlar el peso. FONDOS. Contra el suelo, colocar las manos a la altura de los hombros y las piernas extendidas hacia atrás. Hay que empujar el cuerpo hacia arriba hasta que los brazos estén totalmente extendidos.

www.elmundosalud.com"

   
 
Contacto
Para cualquier información